Mié01262022

Última actualizaciónMié, 29 Dic 2021 9am

Back Está aquí: Inicio Química

ADN para crear nanomateriales y aplicaciones miniaturizadas

Un equipo de investigadores del CSIC, del Instituto de Química Avanzada de Cataluña, estudia el uso de segmentos de ADN para crear nanomateriales. En un trabajo reciente muestran cómo han conseguido, por vez primera, crear una estructura de ADN sobre una superficie de oro. Es una de las opciones más prometedoras de la nanociencia para formar matrices de complejidad creciente en una, dos o tres dimensiones y posicionar en ellas, de forma controlada, nanopartículas, anticuerpos, proteínas, nanocables y un largo etcétera. Las aplicaciones aun están lejos pero, dada la casi infinita posibilidad de combinaciones, podría crearse casi cualquier cosa imaginable.

 

Leer más...

Nuevas estrategias para la amiloidosis transtiretina

Un consorcio de laboratorios académicos liderados por el Instituto de Química Avanzada de Catalunya del CSIC está trabajando en el desarrollo de nuevos fármacos para tratar un grupo de enfermedades raras asociadas a la amiloidosis transtiretina, causadas por la acumulación anómala de la proteina transtiretina en diferentes órganos del cuerpo.

Leer más...

Un catalizador para petroquímica reduce un 30% el coste del proceso

Investigadores del CSIC han desarrollado un catalizador efectivo para la obtención de ácido acrílico y acrilonitrilo a partir de propano, que podría reducir hasta un 30% el coste de producción de los procesos existentes.

Leer más...

Un nuevo diseño mejora las prestaciones de los biosensores

Un equipo de investigadores del CSIC ha desarrollado un dispositivo inmunosensor basado en un nuevo diseño de electrodos interdigitados. El nuevo diseño mejora sustancialmente la respuesta de éstos y los hace útiles para la detección de dianas de interés en ámbitos como el de la seguridad alimentaria, el diagnóstico clínico y el medioambiente.

Leer más...

Una investigación descubre nuevos aspectos sobre los contaminantes bromados en los organismos

Hasta ahora, y de acuerdo con las evidencias recogidas, se ha asumido que el compuesto contaminante decabromodifenil éter que puede hallarse en los ríos no podía entrar en la cadena alimentaria, ya que su molécula es demasiado grande para atravesar las membranas celulares de los organismos acuáticos. Un equipo del CSIC demuestra, en el marco del proyecto europeo Aquaterra, que esto no es así y que la molécula, al contrario de lo que se suponía, puede ser ingerida por los peces.

Leer más...