Dom11282021

Última actualizaciónJue, 25 Nov 2021 10am

Back Está aquí: Inicio Medio Ambiente Proyectos La pesca sostenible es rentable

La pesca sostenible es rentable

Un estudio liderado por el CSIC analiza la pesca a lo largo de 13 años en 53 países y jurisdicciones. Los países que aplican el Código de Conducta para una Pesca Responsable de la FAO han mejorado sus recursos pesqueros y tienen capturas de mayor calidad La pesca más sostenible está en Canadá (costa Pacífica), Australia y Estados Unidos (costa Pacífica); la menos, en Turquía, Corea de Sur y Malasia.

Imagen: Marta Coll - CSIC.Reducir la presión pesquera da resultados beneficiosos en un plazo de tiempo no demasiado largo. Así lo demuestra una investigación liderada por la investigadora del CSIC Marta Coll, del Instituto de Ciencias del Mar (ICM) en Barcelona. El trabajo, en el que se analizan las capturas de 53 países y jurisdicciones a lo largo de algo más de una década, revela que aquellos que han aplicado el Código de Conducta para una Pesca Responsable de la FAO han logrado mejorar sus recursos pesqueros y están obteniendo unas capturas de mejor calidad.

 

El trabajo, publicado en la revista Global Environmental Change, ha contado con la participación de la University of British Columbia (Canadá), del Istituto Nazionale di Oceanografia e di Geofisica Sperimentale (Italia) y la organización ecologista WWF.

El Código de Conducta para una Pesca Responsable fue desarrollado en 1995 por la FAO, la organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación. Su objetivo es reducir el impacto negativo de la pesca en el ecosistema. Los expertos están convencidos de que este Código es una buena herramienta para la gestión sostenible de los recursos pesqueros. No obstante, su cumplimento es voluntario y los países que lo han firmado lo están incorporando a su legislación con mayor o menor éxito. 

Por otro lado, se cree que la falta de datos empíricos que avalen la eficacia de esas medidas podría estar frenando en algunos casos la implantación del Código. Eso, obtener esos datos empíricos, es lo que se propuso este equipo de científicos al abordar la investigación.

13 años de pesca analizados

El trabajo analiza las capturas de 53 países y jurisdicciones, que suponen el 96% de la pesca global, desde 1990 hasta 2003. Para evaluar los beneficios ecológicos del Código, se ha comparado su cumplimiento con cinco indicadores ecológicos: el nivel trófico de las capturas (relacionado con el tamaño de las presas capturadas); el volumen de la captura total; la producción primaria (que es la base del alimento de los organismos marinos) necesaria para generar los peces capturados, es decir, la captura total expresada en unidades de producción primaria; el índice de pérdida de producción (la pérdida que supone para el ecosistema la captura, que de no haber sido atrapada podrían haber alimentado a otros peces); y la probabilidad de sostenibilidad de la pesca.

Los países que han implementado el Código tienen un menor volumen de capturas, pero la calidad y diversidad de su pesca es mayor.

Una mejora derivada de una pesca más sostenible se refleja en una reducción en la captura total, así como en la producción primaria requerida para generar la captura y en el índice de pérdida de producción, mientras que se observa un aumento en el nivel trófico de las capturas y en el índice de sostenibilidad. Y es que, tal como explica Marta Coll, aunque los países que han implementado el Código tienen un menor volumen de capturas, la calidad y diversidad de su pesca es mayor. Esto se refleja en el hecho de  que han recuperado poblaciones de especies de gran tamaño, como atunes o bacalao, que tienen un mayor nivel trófico y un mayor valor comercial.

Posiciones por países

En términos relativos, detalla Marta Coll, “los 10 países y regiones que más han mejorado la pesca, haciéndola más sostenible en 2003 con respecto a 1990, son: Estados Unidos (Costa Atlántica), Namibia, Chile, Dinamarca, Irlanda, Holanda, Portugal, Ecuador, Rusia (costa del Pacífico) y Alemania. Al contrario, los países que han empeorado por pescar de forma más insostenible en el mismo período son: Ghana, Filipinas, Vietnam, Bangladesh, Islandia, Egipto y Suráfrica”.

En términos absolutos, la pesca más sostenible (según los datos de 2003) es la de Canadá (costa Pacífica), Australia y Estados Unidos (costa Pacífica). La menos sostenible, también según datos de 2003, está en Turquía, Corea de Sur, Malasia, China, Perú, Ghana, Filipinas, Marruecos, Vietnam y Bangladesh.

En el caso de España, apunta Coll, en términos relativos de mejora respecto a 1990 está en el puesto 14 y 15 (para costa Atlántica y Mediterránea), y en términos absolutos está en el 10 y 14, respectivamente. “Así que España no sería de los peores, pero claramente no es tampoco de los mejores”.

Coll añade que “nuestro estudio transmite un mensaje positivo en el contexto de los acuerdos internacionales que se ocupan de cuestiones ambientales: el cumplimiento de acuerdos como el Código de Conducta para la Pesca Responsable de la FAO, puede contribuir a aumentar la sostenibilidad, independientemente de la posición geográfica del país.

Dado que el cumplimiento del Código en todo el mundo sigue siendo bajo o muy bajo, concluye el trabajo, “estos resultados pueden alentar a los países a adoptar las medidas necesarias para aumentar la sostenibilidad ecológica de los recursos marinos”.

Coll, M., S. Libralato, T. Pitcher, C. Solidoro, S. Tudela. 2012. Sustainability implications of honouring the Code of Conduct for Responsible Fisheries. Global Environmental Change,  10.1016/j.gloenvcha.2012.10.017.