Mar05212024

Última actualizaciónMar, 30 Abr 2024 4pm

Back Está aquí: Inicio Agroalimentación Ofertas tecnológicas Péptidos de origen alimentario que inducen la secreción de insulina y de hormonas saciantes

Péptidos de origen alimentario que inducen la secreción de insulina y de hormonas saciantes

El CSIC ha identificado péptidos alimentarios que inducen la secreción de hormonas supresoras del apetito (anorexigénicas) y que están implicadas en el metabolismo de la glucosa. Ahora buscan empresas farmacéuticas o alimentarias interesadas en la licencia de la patente para desarrollar productos para el tratamiento de la obesidad y la diabetes. Experimentos muy recientes demuestran que los péptidos evitan los picos de glucosa.

Un equipo del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación, un centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid, ha identificado péptidos alimentarios que inducen la secreción de hormonas intestinales supresoras del apetito (anorexigénicas).

En concreto, los péptidos identificados activan la secreción de la hormona incretina GLP-1 (siglas de “péptido similar al glucagón-1”), entre otras hormonas. Las incretinas son moléculas de origen intestinal que estimulan la producción de insulina. De ellas, GLP-1 es la más estudiada y algunos trabajos han comprobado que pacientes con diabetes muestran una disminución de la secreción de esta hormona.

Son péptidos de origen alimentario, como leche y huevo, que se pueden producir a partir de alimentos, ingredientes o subproductos de bajo coste

“La hormona GLP-1 está implicada en muchas funciones. Controla el proceso digestivo, induce saciedad, y estimula la liberación de insulina en el páncreas, controlando los niveles de glucosa plasmáticos”, explica Isidra Recio, investigadora del CSIC y una de las autoras del desarrollo.

Actualmente, para el tratamiento de la diabetes o la obesidad se emplean moléculas sintéticas análogas de GLP-1 o inhibidores de la enzima responsable de su degradación (inhibidores de DPP-IV). La posibilidad de que pueda estimularse la actividad de esta hormona con péptidos alimentarios abre la puerta a un tratamiento alternativo que active la respuesta natural del cuerpo durante la digestión, y que carecería de efectos secundarios.

Estos péptidos alimentarios abren la puerta a un tratamiento alternativo que activaría la respuesta natural del cuerpo durante la digestión, y que carecería de efectos secundarios

Los científicos han realizado ensayos con modelos animales, con resultados muy positivos. Destacan especialmente que la administración de los péptidos evita los picos de glucosa que se dan tras la ingesta de alimentos ricos en carbohidratos y que son especialmente problemáticos para personas con diabetes. También han realizado experimentos con cultivos celulares (organoides intestinales) para identificar los receptores implicados en la señalización de estos péptidos.

Los péptidos podrían ser una alternativa a fármacos para el control del metabolismo de la glucosa. Otra de las aplicaciones posibles es como un complemento alimentario empleando un hidrolizado proteico que contenga estos péptidos para ayudar al tratamiento del sobrepeso y la obesidad.

Son péptidos de origen alimentario, como leche y huevo, que se pueden producir a partir de alimentos, ingredientes o subproductos de bajo coste, de elevado rendimiento y mediante procesos fácilmente escalables. Estos se pueden formular como ingredientes para su incorporación a alimentos o bebidas, o en diferentes preparaciones.

 

Contacto:

Antonio Jimenez-Escrig
Vicepresidencia Adjunta de
Transferencia de Conocimiento -  CSIC
Tel. 34 - 915681930
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.