Sáb01232021

Última actualizaciónMié, 13 Ene 2021 10am

Back Está aquí: Inicio Tecnologías físicas Ofertas tecnológicas Un protector solar más eficaz basado en micropartículas de silicio

Un protector solar más eficaz basado en micropartículas de silicio

Investigadores del Centro de Tecnologías Físicas del CSIC y de la Universidad Politécnica de Valencia han desarrollado un nuevo filtro solar basado en el uso de micropartículas de silicio. Más eficaz frente a los efectos nocivos del sol que los actuales protectores, no sólo protege frente a los rayos ultravioleta sino también frente a los infrarrojos. No provoca reacciones ni alergias. El filtro puede ser incorporado en cualquier crema de base: hidratantes, maquillajes o cremas solares.

La actual gama de protectores solares en el mercado es muy amplia y ofrece un rango de protección eficaz de la radiación solar, aunque con algunas limitaciones. Por ejemplo, algunas cremas pueden dar lugar a alergias o protegen de los rayos ultravioleta pero no de los infrarrojos. Buscando superar esas limitaciones, un grupo de científicos liderado por el profesor de investigación del CSIC Francisco Meseguer, en el Centro de Tecnologías Físicas -una unidad asociada del Instituto de Ciencias de Materiales de Madrid del CSIC y que cuenta con investigadores del CSIC y de la Universidad Politécnica de Valencia- ha estudiado el uso de micropartículas de silicio y ha conseguido desarrollar con ellas un filtro solar que consigue notables ventajas.

Se basa en la capacidad de las micropartículas de absorber y dispersar la luz. Son inertes, por lo que no dan lugar a reacciones químicas ni riesgo de alergias

El filtro se basa en la capacidad de las micropartículas de silicio de absorber y dispersar la luz. Su característica más destacable es que hacen de pantalla no sólo frente a los rayos ultravioleta A y B (por absorción) sino también frente a la radiación infrarroja (por dispersión). Además, al dispersar los infrarrojos se atenúa el calentamiento de la piel que provocan. Otra ventaja es que el silicio es un material químicamente inerte, por lo que no da lugar a reacciones secundarias ni a alergias. La crema ha sido patentada por el CSIC, por la Universidad Politécnica de Valencia y por la empresa Ona Investigación.

Inerte y biocompatible

Los filtros solares actuales más comunes son o bien químicos, basados en compuestos cromóforos que absorben los rayos ultravioleta, o bien físicos, basados en partículas inorgánicas que reflejan y dispersan los rayos ultravioleta.

En el caso de los cromóforos, la absorción de los rayos ultravioleta es eficaz pero tiene como efecto secundario una reacción química que libera radicales libres, uno de los principales causantes del estrés oxidativo. En el caso de los filtros físicos como los basados en dióxido de Titanio, al ser materiales fotocatalíticos reaccionan químicamente con la luz ultravioleta. En ambos casos, filtros químicos y físicos, se liberan radicales libres y existe el riesgo de alergia derivada de las reacciones químicas. En cambio, el silicio es un material inerte, biocompatible y no fotocatalítico, no da lugar a ninguna reacción química ni riesgo de alergias.

Por otro lado, hay filtros solares que no protegen exactamente de los infrarrojos sino del daño derivado de ellos. En este sentido, el nuevo filtro se sitúa un paso antes: las micropartículas sí que actúan como pantalla de los infrarrojos, ya que dispersan la luz y, con ella, la radiación infrarroja. “Además, al bloquear esa radiación”, explican la Dra. Isabelle Rodriguez de la Universidad Politécnica de Valencia y el Dr. Roberto Fenollosa del CSIC ,“se produce un efecto termorregulador, por lo que atenúa el calentamiento de la piel”.

Las micropartículas, que están incorporadas en emulsiones acuosas, tienen un alto nivel de esfericidad y una superficie muy lisa, lo que hace que su aplicación sea confortable y el tacto muy suave. Su diámetro va de uno a cinco micrómetros por lo que no hay riesgo de que puedan penetrar en el organismo a través de los poros, algo que, por lo demás, aunque no está totalmente demostrado, se cree que sí podría darse en el caso de las cremas con nanopartículas.

Otra ventaja es que las micropartículas de silicio son muy biodegradables. Y aunque el aspecto de las preparaciones por ahora, antes de ser aplicado, es de un color gris, aclara Isabelle Rodriguez, queda totalmente transparente al extenderse. Este nuevo filtro basado en micropartículas de silicio puede incorporarse a cualquier crema de base, desde hidratantes, maquillajes o cremas solares. Comparada con otras cremas que incorporan nanopartículas inorgánicas, el nuevo filtro necesita menos concentración de micropartículas para obtener el mismo nivel de protección frente a los rayos ultravioleta. La investigación actualmente ya ha superado pruebas de compatibilidad cutánea con unas decenas de voluntarios y con excelentes resultados. Tras patentar la fórmula, varias empresas se han interesado en desarrollar productos con ella.

Más información:
Vicepresidencia Adjunta
de Transferencia del Conocimiento
Delegaciçon del CSIC en Valencia
Maria Jesus Añon
Tel. 963 62 27 57
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.