Jue12092021

Última actualizaciónJue, 02 Dic 2021 2pm

Back Está aquí: Inicio Biología y biomedicina Ofertas tecnológicas Un péptido para tratar enfermedades inflamatorias intestinales

Un péptido para tratar enfermedades inflamatorias intestinales

Investigadores del CSIC y del Imperial College de Londres han descubierto un péptido que reduce el patrón pro-inflamatorio de células dendríticas intestinales. Podría aplicarse para el tratamiento de enfermedades inflamatorias intestinales de origen autoinmune o las causadas por alérgenos alimentarios. Los investigadores buscan ahora un socio industrial que esté interesado en el desarrollo comercial del producto.

Lactobacillus plantarum. Imagen: BAC MAP, Atles Genome.

Normalmente, en los individuos sanos el sistema inmune reconoce las bacterias que forman la propia flora intestinal y no activa ninguna respuesta inmunológica. Es lo que se conoce como tolerancia inmunológica. Sin embargo, a veces esta tolerancia se altera por una reacción inmune anómala frente a las propias bacterias o frente a ciertos antígenos de la dieta.

Es el caso de las enfermedades inflamatorias intestinales de origen autoinmune, como la enfermedad de Chron, la colitis ulcerosa o la pouchitis. Es también el caso de la enfermedad celíaca, padecida por personas intolerantes al gluten.

En todas ellas, la enfermedad se manifiesta a través de un proceso inflamatorio, causado principalmente porque las células dendríticas, células especializadas del sistema inmunitario, producen más interleuquinas pro-inflamatorias, IL-12 e IL-6, que promueven la inflamación.

Una forma de tratamiento de estas enfermedades, que no de curación, sería precisamente reducir la producción de interleuquinas pro-inflamatorias. Eso es lo que se han planteado los investigadores del CSIC y del Imperial College de Londres. Los científicos han descubierto un péptido de origen bacteriano que bloquea, en células dendríticas, la producción de interleuquinas pro-inflamatorias IL-12 e IL-6 y, en cambio, promueve la síntesis de la interleuquina anti-inflamatoria IL-10.

Pruebas realizadas en laboratorio sobre células dendríticas humanas procedentes de biopsias intestinales de pacientes con colitis ulcerosa, han demostrado que con el péptido se consigue hasta seis veces menos interleuquinas pro-inflamatorias y cuatro veces más de las anti-inflamatorias, lo cual llevaría a la reducción de la inflamación intestinal.

Borja Sánchez, investigador en el Instituto de Productos Lácteos de Asturias IPLA del CSIC explica que el péptido se podría aplicar como aditivo alimentario, formando parte de alimentos funcionales, aunque no se descartan otras opciones, como la vía farmacológica.

Como ventajas, Sánchez destaca que el péptido se puede producir fácilmente en grandes cantidades y en diferentes formas (soluble, liofilizado…). También destaca que ha sido aislado de una proteína producida de manera natural por Lactobacillus plantarum, y que es producida por una cepa de Lactococcus lactis. En ambos casos se trata de bacterias probióticas, que no presentan problemas de toxicidad, y que además poseen estatus QPS (Qualified Presumption of Safety) de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, una calificación que reciben los microorganismos considerados seguros.

El aditivo podría formar fácilmente parte de alimentos funcionales basados en Lactobacillus plantarum, uno de los probióticos usados comúnmente en nutrición humana.