Lun10032022

Última actualizaciónMar, 27 Sep 2022 11am

Back Está aquí: Inicio Medio Ambiente Proyectos AIRUSE: mitigar la contaminación por partículas

AIRUSE: mitigar la contaminación por partículas

En las calles de Barcelona investigadores del CSIC estudian, en el marco del proyecto AIRUSE, el uso del acetato de calcio y magnesio (CMA) para reducir las emisiones de partículas contaminantes, que tienen importantes efectos negativos sobre la salud.

Las PM10, partículas atmosféricas con diámetro inferior a 10 micrómetros, se generan por la resuspensión de partículas depositadas en la calzada. Imagen: CSICEl Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua del CSIC coordina el proyecto europeo AIRUSE. Su objetivo principal es poner a disposición de los países del Sur de Europa medidas apropiadas para reducir la contaminación atmosférica por partículas PM2.5 y PM10,  pequeñas partículas en suspensión que tienen menos de 2,5 micrometros de diámetro y menos de 10 micrometros.

La contaminación por este tipo partículas es uno de los mayores problemas ambientales: son tan minúsculas que pueden  ser inhaladas por las personas y se cree que son la causa de muchas enfermedades pulmonares. Por eso, desde la Unión Europea se ha establecido una normativa para controlarlas basándose en criterios de impacto en la salud.

Sin embargo, hay ciudades y zonas industriales en Europa que no consiguen reducir cumplir los límites establecidos por normativa.  Por eso, los científicos creen que, además de monitorizar de forma continua el nivel de partículas en la atmosfera, se necesita comprender las causas que provocan ese exceso de partículas. Entender por qué en algunas áreas y ciudades hay más contaminación que en otras,  por qué no se consigue reducir el nivel de partículas por debajo del límite establecido y hallar herramientas para minimizar esa contaminación.

Una de las medidas que se están estudiando en el proyecto AIRUSE es el uso del acetato de calcio y magnesio (CMA) para reducir las emisiones de partículas contaminantes.

Estudios previos en Londres, Austria y Suecia sugieren que la aplicación del aditivo CMA (Calcium-Magnesium Acetate), un producto totalmente inocuo, al agua de baldeo en vías de tráfico urbano, puede reducir la contaminación atmosférica por PM10 (partículas atmosféricas con diámetro inferior a 10 micrómetros) generada por la resuspensión de partículas depositadas en la calzada. La reducción de las emisiones se debería a la propiedad del CMA de ligar las partículas contaminantes y mantenerlas pegadas a la superficie asfaltada.

Izquierda a derecha: Unidad Móvil de Contaminación Atmosférica; vehículo esparcidor; vehículo de limpieza.

Con carácter experimental, se está evaluando la efectividad de una solución acuosa que combina CMA y agua esparcida en la calzada de una calle de Barcelona. Está previsto esparcir un máximo de 10 veces esta solución entre Abril y Mayo de 2013.

Para este experimento se han desplegado cuatro unidades móviles de contaminación atmosférica, equipadas con instrumentación de medida y muestreo de contaminantes atmosféricos; además de un vehículo esparcidor de la solución acuosa; y vehículos de limpieza con aspiración y agua a presión.

En el estudio participan el Instituto de Diagnostico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA) del CSIC y el Ajuntament de Barcelona (Serveis d’Intervenció i Innovació Mediambiental). Cuentan con la colaboración del Departament de Territori i Sostenibilitat, de la Generalitat de Catalunya y de la Oficina Tècnica d'Avaluació i Gestió Ambiental de la Diputació de Barcelona.