Sondas de ADN para la detección rápida de virus SARS-CoV2 y de la gripe

Equipos del CSIC, de la Universidad de Barcelona y del laboratorio en red CIBER han desarrollado unas sondas de ADN para la detección rápida de virus de enfermedades respiratorias, entre ellos el SARS-CoV2 y el de la gripe. La tecnología está disponible para su posterior desarrollo a través de acuerdos con socios de la industria.

Gráfico del funcionamiento de la sonda de ADN para la detección rápida del virus SARS-CoV2 y de la gripeLas sondas, que se pueden integrar en diferentes tipos de dispositivos, detectan en unos minutos secuencias de RNA de los virus buscados, sin necesidad de extraer material genético, ni de purificar ni amplificarlo por PCR. Actualmente, la tecnología está disponible para su posterior desarrollo a través de acuerdos con socios de la industria farmacéutica y de diagnóstico.

Con la pandemia de COVID, el test PCR en tiempo real (RT-qPCR en sus siglas completas en inglés) se ha convertido en la prueba de referencia para el diagnóstico de la población. Sin embargo, aunque el PCR permite detectar de forma muy específica el SARS, requiere tiempos largos de procesamiento, ya que se necesita extraer la muestra y amplificar el RNA viral. Además, los tests deben realizarse en laboratorios especializados, ya que se necesita instrumental específico, lo que retrasa aún más la obtención de resultados.

Los kits de antígenos, por su parte, son más rápidos pero tienen menos sensibilidad y especificidad, por lo que pueden arrojar falsos negativos o, también, falsos positivos, si detectan otros RNA virales que no son el del virus buscado.

Científicos del Instituto de Química Avanzada de Cataluña del CSIC, de la Universidad de Barcelona y del CIBER han desarrollado una estrategia bioquímica rápida, sensible y fiable que permite realizar un test en el punto de atención al paciente, al momento, sin equipo especializado ni personal altamente capacitado. Asimismo, puede utilizarse en plataformas de laboratorio multiplexadas de alto rendimiento para aumentar la eficiencia y reducir el tiempo de procesado.

La estrategia se basa en el uso de sondas de ADN innovadoras, que contienen horquillas Hoogsteen inversas de polipurina (PPRH), un tipo de moléculas que tienen una alta afinidad por el ARN del SARS-CoV-2 y por los virus de la gripe.

En menos de 20 minutos

Los investigadores han optimizado el método en cuatro dispositivos de diagnóstico diferentes (un dispositivo de flujo lateral térmico, un biosensor PoC electroquímico, una microplaca ELISA y una micromatriz fluorescente) que pueden alcanzar una detectabilidad cercana a la alcanzada por otros métodos moleculares, pero sin necesidad de amplificación por PCR. Eso los convierte en opciones más rápidas y económicas.

La cuantificación del ARN viral se puede lograr en menos de 20 minutos tras la recogida de muestras. Entre sus ventajas está la alta sensibilidad, ya que tiene límites de detección comparables a los de los test RT-PCR. Es muy específico, por lo que puede diferenciar el SARS-CoV-2 de otros virus como el de la gripe (H1N1). El método es útil para el diagnóstico de rutina in situ de SARS-CoV-2 y de la gripe, así como para la detección de diagnóstico de alto rendimiento.

Contacto:

Isabel Masip, PhD
Vicepresidencia de Transferencia
de Conocimiento - CSIC
Tel.: +34 93 442 65 76
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.