Nuevos datos sobre los beneficios de la D-fagomina, un nuevo ingrediente funcional

Científicos de Bioglane, una spin-off del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), muestran en la revista British Journal of Nutrition que el iminoazucar D-fagomina usado como agente funcional rebaja los niveles postprandiales de glucosa en sangre y modula de forma selectiva la adhesión bacteriana.

Semillas de trigo sarraceno, fuente natural de la fagomina.

Los iminoazucares, también llamados iminociclitoles, son análogos de azúcar nitrogenados. Muchos de ellos tienen la capacidad de inhibir las enzimas intestinales (glicosidasas) que rompen la sucrosa y el almidon en unidades de glucosa absorbibles, lo que disminuye la concentración de glucosa en sangre tras las comida. Este efecto podría disminuir el riesgo de desarrollar resistencia a la insulina y el riesgo de sobrepeso.

El iminoazucar D-fagomina es un iminociclitol natural, aislado por vez primera de la semilla del trigo sarraceno en 1974 y del cual hasta ahora se había pensado que tenía poco interés nutricional dado que in vitro es un débil inhibidor de la glucosidasa.

Científicos de Bioglane, una spin-off del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han demostrado en un trabajo que, tras su administración oral en modelos animales, la D-fagomina reduce de forma efectiva los niveles postprandiales de glucosa en sangre sin estimular la liberación de insulina, y de forma proporcional a la dosis. El estudio fue desarrollado por Bioglane en colaboración con diferentes centros de investigación de Barcelona: el Institut de Química Avançada de Catalunya, CSIC; la Universidad de Barcelona y la Universidad Autónoma de Barcelona, y el Parque Científico de Barcelona.

El artículo también muestra un nuevo descubrimiento: que la D-fagomine aglutina de forma selectiva bacterias supuestamente dañinas e inhibe su adhesión a la mucosa intestinal. La D-Fagomine aglutinó el 60% de E.coli y de Salmonella, e inhibió su adhesión a la mucosa mientras que promovió la adhesión de los más beneficiosos Lactobacillus acidophilus. La D-Fagomina no mostró, sin embargo, ningún efecto sobre la viabilidad de las bacterias.

La D-Fagomina, un iminosugar natural que ha estado presente en la dieta humana durante siglos, podría convertirse en un nuevo suplemento nutricional y un ingrediente funcional con la habilidad de reducir los niveles postprandiales de glucosa en sangre y de aglutinar las bacterias entéricas, reduciendo así los riesgos de salud asociados con una excesiva ingesta de carbohidratos de digestión rápida, o un exceso de bacterias potencialmente patogénicas.