Mié09282022

Última actualizaciónMar, 27 Sep 2022 11am

Back Está aquí: Inicio Agroalimentación Ofertas tecnológicas Compuestos antioxidantes de la cascarilla del café

Compuestos antioxidantes de la cascarilla del café

El CSIC ha desarrollado y patentado un procedimiento para extraer los compuestos antioxidantes de la cascarilla del café, residuo que se obtiene tras el tostado del mismo.  Los extractos obtenidos tienen altas cantidades de compuestos bioactivos como ácido clorogénico y cafeína, con aplicación en cosmética, alimentación y salud. Se buscan socios industriales interesados en el desarrollo y la comercialización de la tecnología.

Granos de café sin tostar, de la variedad Coffea Canephora - Robusta. C.Barbedo. Wikipedia CommonsEl procedimiento consiste en la obtención de un extracto de cascarilla de café (único subproducto producido durante el tostado del grano del café), sin molienda previa y empleando agua subcrítica, a una temperatura moderada, igual o superior a 50ºC, y alta presión (1.500 psi), aunque también se puede utilizar sólo agua a 100ºC.

 

Bajo estas condiciones de trabajo se obtiene, en un plazo de entre 10 y 20 minutos, extractos con alta capacidad antioxidante, que varían en función de las condiciones de extracción.

Si se realiza la extracción con agua sin presurizar se puede obtener, por cada 100 gramos de cascarilla, 0,85 gramos de ácido clorogénico y 150 miligramos de cafeína. Si se realiza con agua en condiciones subcríticas, el resultado mejora: hasta 3,7 gramos equivalentes de ácido clorogénico y 450 miligramos de cafeína.

El ácido clorogénico es una sustancia que está presente en casi todas las plantas y juega un papel esencial en la respuesta ante el estrés ambiental. Se le han atribuido propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias.

Los extractos, una vez liofilizados, son estables a temperatura ambiente durante más de 6 meses, lo cual los hace buenos candidatos para ser usados como antioxidantes.

Además, pruebas en laboratorio han demostrado que conservan las propiedades antioxidantes tras digestión gastrointestinal. Eso supone que pueden ser usados como componentes bioactivos en alimentos, ya que sobreviven al proceso de digestión gastrointestinal y quedan biodisponibles para ejercer su función en el organismo.

El proceso consigue revalorar un subproducto del procesado del café, ampliamente disponible, y cuyo vertido genera un problema medioambiental.

También se pueden aplicar como ingrediente cosmético, bien como excipiente (conservante, aromatizante) o como compuesto activo (antioxidante, anticelulítico),  ayudando a lograr un pH más cercano al de la piel.

El proceso consigue revalorar un subproducto del procesado del café, ampliamente disponible, y cuyo vertido genera un problema medioambiental. Otra ventaja es que el método es de bajo coste y respetuoso con el medio ambiente (ya que no utiliza disolventes orgánicos sino agua), y que ahorra en tiempo y energía, ya que se parte de la cascarilla de café entera, sin necesidad de molienda previa. De este modo además, la extracción es más efectiva ya que se evita el apelmazamiento que se produce cuando se emplea cascarilla en polvo.

Más información:

Débora Villaño (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
Vicepresidencia Adjunta
deTransferencia de Conocimiento